Sexualidad consciente transpersonal

Maria R. Sideri

El año pasado, en el marco del ciclo El reencantamiento del mundo, Maria R. Sideri dio una conferencia titulada “Sexualidad consciente transpersonal”, en la cual abordó la sexualidad desde un enfoque particular, que combina el trabajo psicocorporal bioenergético, la danzaterapia, la psicología transpersonal y las vías del tantrismo tanto tibetano (budista) como hinduista (shivaísta). Este abordaje tiene que ver con su formación: Sideri es psicóloga y psicoterapeuta transpersonal, terapeuta por el movimiento y la danza, y se especializa en los procesos psicocorporales. Además, se ha formado en sexualidad holística con Ramón Alvareda y sexualidad femenina con Mireia Darder, y practica el budismo tibetano y el shivaismo kashmiri.

A lo largo de la conferencia, Maria plantea la sexualidad como un camino posible de desarrollo vital, personal y terapéutico. En palabras de ella, desde esta perspectiva el cuerpo no se concibe “como un templo donde habita el alma, sino como parte del alma”. Por lo tanto, esta visión requiere integrar a la dimensión espiritual el aspecto somático y también nuestros instintos básicos, algo poco común en las tradiciones religiosas y espirituales. 

Para lograrlo, propone cuatro pasos fundamentales, que consisten en: explorar y descubrir, teniendo en cuenta que, en sus palabras, “hay tantas expresiones de la sexualidad como huellas digitales”; dejar atrás condicionamientos antiguos, patrones heredados y también modas o tendencias para poder abrazar las propias necesidades y entregarse a la autenticidad de cada uno; superar con asistencia terapéutica patrones sexuales limitantes o que puedan resultar dañinos para uno mismo o para otros y liberar los bloqueos de la energía sexual (es decir, energía vital); y por último, disfrutar del propio potencial sexual.

A lo largo de este camino, según Maria, la plenitud sexual se revela como la integración de los planos corporal, energético, emocional y mental, y posibilita una experiencia en la que resulta claro que el cuerpo «está sumergido en una compleja red de interrelaciones, donde intervienen contenidos biológicos, psicológicos, somáticos, vivenciales, históricos, sociales y cósmicos». La relación de la sexualidad con la espiritualidad según ella tiene que ver con una cuestión que define como ecológica: «con si estamos o no enraizados en la tierra”. Sin tener en cuenta los chakras inferiores, dice, “estamos hablando de una espiritualidad cortada de la Pachamama, que da cuenta del lugar al que hemos llegado en términos de destrucción de nuestro medio ambiente». 

Sideri cree que el desarrollo impulsado por la creencia cultural y religiosa según la cual la sexualidad se presenta como el diablo y la tierra es para manipular es lo que nos ha conducido a la crisis ecológica actual. Estas visiones han buscado la conexión con el cielo sin atender la conexión con la tierra, entonces la relevancia de integrar nuestra sexualidad tiene que ver con la necesidad actual de reconexión con la tierra, que se establece a través de nuestro chakra raíz, a la vez que se conecta desde el chakra de la coronilla con el cielo. “Sin esa conexión, la sexualidad es desencarnada y no tiene que ver con el ser humano”, afirma Sideri. En cambio si logramos esa conexión, podemos percibirnos como parte del medio ambiente, como parte de ese flujo, y sentir en el propio cuerpo los daños que hemos hecho para poder empezar a revertirlos y a reivindicar nuestro ser animal.

PSICOLOGÍA TRANSPERSONAL: EL PARADIGMA PARTICIPATIVO

► Fecha de inicio: 26 de octubre 2021
► Duración: 8 clases

En este curso online, el Dr. Jorge N. Ferrer introducirá el paradigma participativo de la espiritualidad, el cual hace énfasis en las dimensiones corporales y vinculares de la práctica espiritual como un conjunto integrado.

Si te gustó esta nota puedes compartirla: 

¿Tienes consultas?

¿Tienes consultas?