Complejos Arquetípicos en Astrología

CONFERENCIA DE LAURA PINERY

En el marco de conferencias abiertas en las cuales se presentaron algunos temas del programa de estudios de la Carrera de Astrología, Laura Pinery, docente del segundo nivel de la formación, introdujo al concepto de complejos arquetipales dentro de la astrología terapéutica. Pinery es licenciada por la Universidad de Buenos Aires en Ciencia Política con orientación en Psicología política, arteterapeuta y astróloga arquetipal formada en la Fundación Junguiana Argentina.

Partiendo de la distinción entre los conceptos de complejo y arquetipo, Laura explicó que el primero forma parte de lo que es el inconsciente personal, en cambio el segundo integra el inconsciente colectivo. “El complejo, en tanto unidad viva del psiquismo, abreva energía psíquica del arquetipo”, afirmó, es decir que funciona como mediador que nos conecta con eso incognoscible que es el arquetipo y lo traduce, en primera instancia, en ciertas imágenes. 

En términos astrológicos, estos complejos pueden pensarse como funciones planetarias y, “cuando tienen una posición muy dominante en la carta generan movimientos afectivos importantes en la vida de la persona”. Esta carga afectiva es mayor cuanto más inconsciente es el complejo, explica Laura, por lo tanto la astrología psicológica busca brindar las herramientas para que se vuelva posible “hacer un reconocimiento consciente de esa carga fantasmagórica que se mediatiza a través del complejo”. 

Según su punto de vista, la astrología terapéutica “funciona como un gran dispositivo simbólico que mediatiza una información fundamental para que podamos ponernos en contacto con nuestros propios complejos”, y de esta manera nos reúne, religa.

También estableció una diferencia entre el sí mismo energético y el sí mismo psicológico, una distinción que según ella los estudiosos de la astrología deberían tener más presente, “y registrar cómo es el trasvasamiento del quantum energético de uno a las experiencias psicológicas y sus formas” que cada uno reproduce de maneras muy distintas, rasgo donde ella percibe la veta creativa propia del psiquismo. 

“Lo más importante es registrar cómo vivimos esto a nivel vivencial, es decir cómo lo experimentamos a nivel cotidiano, cómo lo sentimos, cómo lo hacemos cuerpo”, dice, “para Jung el proceso simbólico es vivenciar imágenes, no intelectualizarlas”.

Si te gustó esta nota puedes compartirla: 

Contenido destacado

Astrología Hermética | El Camino de Hermes

Leer más →

El juego de Lila | Michael Gadish

Leer más →

El Cosmos Arquetipal | Keiron Le Grice

Leer más →

Tradicionalismo | Mark Sedgwick

Leer más →