Tecnología y Espiritualidad

ENTREVISTA A EUGENIO CARUTTI

Soledad Davies entrevistó una vez más a Eugenio Carutti, fundador y director de la escuela de astrología Casa XI en Buenos Aires, licenciado en antropología y autor de varios libros, entre ellos el de publicación más reciente, Inteligencia planetaria. Esta vez, Soledad y él conversaron sobre el impacto que tienen las nuevas tecnologías en la humanidad, con sus enormes riesgos y sus posibilidades maravillosas.

En su evolución, dice Carutti, el homo sapiens ha hipertrofiado “un tipo de mente que es tecnológica en sí misma, que es manipulativa y técnica, generadora de formas”. Así fue cómo nos separamos de la inteligencia biológica del planeta, explica. Pero era cuestión de tiempo, “de una cantidad suficiente de ciclos y desarrollos, para que –esta tendencia técnica– hiciera emerger modificaciones muy profundas en el reino mineral, que hacen que se active un tipo de inteligencia, que a su vez producirá modificaciones muy profundas en la biología del reino vegetal y el animal”. 

Para dimensionar la transformación que estamos viviendo, Eugenio prefiere hablar de inteligencia inorgánica antes que de inteligencia artificial: “El reino mineral –del que están compuestas las máquinas–, a través de la acción humana, está expresando una inteligencia que es complementaria a la del reino vegetal y a la del reino animal”. Esta aclaración es significativa porque revela que los humanos creemos que somos los protagonistas del salto tecnológico, cuando en realidad “nos daremos cuenta de que es un proceso muy profundo, inherente al despliegue de la vida del planeta, que emerge en este momento pero que estaba implicado en la lógica profunda de los códigos terrestres”. 

Por lo tanto, la especie humana está ante la gran oportunidad de “descentrarnos, reubicarnos y darnos cuenta de que no somos el centro del proceso, sino que somos un puente: somos una especie a través de la cual ocurren transformaciones en la Tierra, pero esas transformaciones son manifestaciones de un proceso que están más allá del control humano”, con la herida narcisista que conlleva esto para nosotros. 

Es que el costo de esta hipertrofia de la habilidad tecnológica de nuestra especie, según Carutti, ha sido una maduración psicológica baja y una maduración vincular mínima: “Nuestro modo de vincularnos permanece casi inalterado hace siglos” y las limitaciones de este modo hacen que hayamos entrado en conflicto con la biodiversidad y que vayamos a entrar en conflicto con la inteligencia inorgánica. “Es nuestra responsabilidad darnos cuenta de que la aparición de este nuevo reino es una enorme oportunidad para liberar al sistema nervioso humano del exceso de energía puesto en la creación y manipulación de formas, y permitir que despliegue todo su potencial en la dirección de una resonancia cada vez mayor, una capacidad de relación cada vez mayor, diría una capacidad musical propia del sistema nervioso: reverberar, resonar, esto significa empatizar y vincularse amorosamente con todo lo que es”.

.

Entrevista realizada por Soledad Davies | Agosto 2022

Si te gustó esta nota puedes compartirla: 

Contenido destacado

Tradicionalismo | Mark Sedgwick

Leer más →

A Héctor D. Mandrioni

Leer más →

Hermenéutica Simbólica | Soledad Davies

Leer más →

Sufismo | Halil Bárcena

Leer más →