Druidismo y chamanismo

CONFERENCIA ABIERTA DE Ana Silvia Karacic

El pasado martes 21 de marzo, Ana Silvia Karacic dictó una conferencia abierta a través de PsicoCymática acerca de druidismo y chamanismo. Karacic es licenciada en Estudios Orientales por la Universidad del Salvador, ha cursado estudios sobre religión y mitología indoeuropea, es profesora universitaria y docente de nuestra plataforma educativa, donde en abril comienza a dictar un curso de ocho clases sobre magia y chamanismo.

Ya que a lo largo del tiempo se ha querido validar la teoría errónea de que los druidas eran chamanes, ella explicó similitudes y diferencias entre la figura del chamán y la figura del druida, y desarrolló las culturas y cosmovisiones que están detrás de estas dos figuras para poder contrastarlas y compararlas en profundidad.

Entre las similitudes, destacó las habilidades para la adivinación, la profecía, el acceso a un estado de trance, el conocimiento del lenguaje secreto detrás del canto de los pájaros y la importancia del sonido, la voz y el grito en su práctica. “Ambos eran sanadores y herboristas –dice Ana Silvia–, conocían el poder de cada planta para curar diversas enfermedades y sabían que una energía de tipo espiritual era parte de ellas”.

Sin embargo las diferencias entre el druida y el chamán son palpables, según Karacic, y esto tiene que ver con que “el druida pertenece a un momento histórico en que la sociedad se encontraba ya más estratificada, con funciones más definidas y en donde predominaba ya una distancia entre el hombre y la naturaleza”. Esto puede notarse también en la diferencia entre los estados de trance, que rara vez son espontáneos en el caso de los druidas, quienes a partir de esta distancia con la naturaleza cumplen sus funciones con mayor control. A diferencia del chamán, el druida no cumple el rol de psicopompo, ni hereda sus funciones como los chamanes: debe manifestar capacidades personales.

Establecido el contraste entre estas dos figuras, Ana Silvia explicó la jerarquía druídica, dividida principalmente entre el druida en primer lugar, luego el filidh o poeta vidente y, en tercer lugar, los bardos; habló acerca de aquellas “asambleas” druídicas llamadas Bangor; contó distintos rituales propios de su cultura, como el corte del muérdago y la triple muerte; y desarrolló la creencia central en la cosmovisión celta acerca de los tres calderos: el de la incubación, el del movimiento o la transformación, y el de la sabiduría. Estos “son contenedores en el sentido espiritual –dice Karacic–, no son centros energéticos al estilo de los chakras de la India, aunque sí contienen nuestra energía y dependen de nosotros y de nuestro impulso para transmutar y crecer espiritualmente”.

MAGIA Y CHAMANISMO

El chamanismo siberiano nos ofrece un universo casi inaccesible para el ser humano que vive únicamente en el aquí y ahora; nos enseña la verdadera naturaleza de un cosmos que se abre al espíritu, pleno de símbolos y caminos a seguir.

El chamanismo propiamente dicho no hace uso de la “magia” en el sentido occidental del término, dado que no responde a su cosmovisión. Utiliza habilidades psicoespirituales. Así y todo, existe un pensamiento mágico y un accionar que es cercano al ejercicio de la magia. El Seiðr, o magia nórdica, se asemeja al chamanismo (con posible origen en él) y también tiene puntos de contacto con la magia occidental.

Modalidad: 100% online
Duración:  8 clases
Requisitos: No son necesarios conocimientos previos

Si te gustó esta nota puedes compartirla: 

Contenido destacado

Sueños y Estados de Realidad | Entrevista con Jordi Borràs

Leer más →

El juego de Lila | Michael Gadish

Leer más →

El Cosmos Arquetipal | Keiron Le Grice

Leer más →

Tradicionalismo | Mark Sedgwick

Leer más →