A HÉCTOR D. MANDRIONI

UNA EXPERIENCIA PERSONAL

“La realidad integral o el todo de la naturaleza se despliega a traves de dos grandes momentos cualitativos: el momento transformador, a nivel humano, y el momento de eternización, a nivel angélico. Hombre y ángel representan el lugar de concentración consciente de ese despliegue. La conciencia aparece así como una culminación: ya lograda en el ser angélico, aún por lograrse en el hombre. “
Hector Delfor Mandrioni, “Rilke y la búsqueda del fundamento”, p. 190

Cuando tenia 19 años, era el segundo año de haberme mudado a Buenos Aires, luego de unos meses en Francia y España. Y no sé cómo supe de Hector Mandrioni. Hector Mandrioni fue un sacerdote argentino, profesor de filosofia en la UCA muy reconocido.

Y como se ve que, aún con una menuda depresión, soy mandada, supe dónde vivía, y pues lo fui a visitar. Él me recibió, fuimos a una oficina, compartimos un rato. No tengo idea de qué hablamos, soy incapaz de recordarlo. Pero recuerdo la cualidad y la presencia. También recuerdo que me regaló varios de sus libros, los cuales me llenaron el alma,  y le estoy eternamente agradecida. Tambien compartimos el amor por Rilke. Luego de esa vez, volví en otras oportunidades. 

Al año siguiente comencé a estudiar Teología en el Seminario de Devoto en Buenos Aires, perteneciente a la Universidad Católica Argentina (UCA). 

Paralelamente, yo estaba en tratamiento psiquiátrico, muy desequilibrada y desencarnada luego de experiencias “transpersonales” o “despertar” o “emergencia espiritual”conjunto a una sensibilidad psíquica/astral que me llevó puesta, tenia prescrito un cocktail diario de medicacion psiquiátrica que oscilaba por dejar de tomarla, a tomarlas todas juntas. Así que, a poco de terminar el primer año de Teología, por recomendación psiquiátrica (y en contra de mi voluntad) volví a Patagonia por dos años. 

Ahora releo a Hector Mandrioni, y siento el misterio de la vida, la sabiduría del alma, el hilo conductor de oro. Es siempre lo mismo. Renovado.  

Qué importante es escuchar su guía. animarse a  ser guiados y poner nuestra voluntad a su servicio. 

Gracias Héctor.

Soledad Davies, Marzo 2024

SEMINARIO ONLINE

La adivinación ha formado parte fundamental de las practicas mágicas y religiosas desde la antigüedad y remite a un modo de conocimiento orientado a la divinidad. El conocimiento que se obtiene por medio de la adivinación es otorgado por los dioses.

Si te gustó esta nota puedes compartirla: 

Contenido destacado

Tradicionalismo | Mark Sedgwick

Leer más →

A Héctor D. Mandrioni

Leer más →

Hermenéutica Simbólica | Soledad Davies

Leer más →

Sufismo | Halil Bárcena

Leer más →